Plaza Vigadó

La Plaza Vigadó (Vigadó tér) forma parte del “Panorama del Danubio” que recibió el título de Patrimonio de la Humanidad de Unesco en 1987. Es una plaza encantadora al lado del Danubio en Pest, con preciosas vistas al Castillo de Buda. La Sala de Conciertos (estilo neo-ecléctico) fue construida en 5 años desde 1859 después de la Guerra de la Independencia (1848-1849) cuando todos los edificios en primera fila cerca del Danubio fueron totalmente destruidos. Enfrente del edificio se puede descansar alrededor de la fuente “Niño echando agua” (estatua de bronce, 1896) y estar deleitándose con la vista panorámica. Una de las esculturas más populares de la ciudad es de la “Princesita” del bronce (1990) sentada en la barrera del tranvía cerca del embarcadero y otra menos conocida es la “Niña con su perro”. Del embarcadero de la plaza se cogen los barcos para visitar la Isla Margarita o dar un paseo por el río, o disfrutar del panorama nocturno de la ciudad con una cena en barco y música viva gitana. Además varios cafés y restaurantes ofrecen delicias húngaras con terrazas a lo largo del paseo del Danubio.