El Puente de la Libertad (Szabadság híd)

Originalmente puente de Francisco José. Es el tercer puente permanente en Budapest y el más corto de todos. Fue inaugurado en 1896. Mide 333,6 metros de largo y 20,1 metros de ancho. Conecta la Plaza de las aduanas con el monte Gellért, formando también parte del Boulevard Pequeño. Se puede cruzar el puente tanto andando como en transporte público (tranvías Nº47-49).

El Puente de la Libertad (Szabadság híd)

Los adornos del puente

El puente no solamente destaca con su forma elegante y su color verde sino también con el escudo histórico húngaro y los pájaros “turul” en sus picos. El turul es un pájaro mítico de las leyendas húngaras, con un cierto parecido al el halcón sacre. Aparece tanto en varios puntos del país como en la capital (en la entrada del Palacio Real de Buda).

Historia

Antes de construir el puente, Budapest contaba con 2 puentes públicos (el Puente de las Cadenas y el Puente de Margarita) y un tercer puente ferroviario. La ley definió que si las ganancias de los peajes de los 3 puentes llegan a 650.000 Florines, hay que construir un cuarto puente. Como resultado de la aplicación de esa ley empezaron las construcciones en 1894. Fue inaugurado el 4 de octubre de 1896 en la presencia del monarca del Emperio Austro-Húngaro Francisco José así el puente recibió su nombre. 2 años después comenzó el tráfico de los tranvías a los lados del puente, luego en 1928 los autobuses también lo empezaron a usar, hasta 1996. En la segunda guerra mundial fue explotado por los alemanes. La última gran renovación del puente fue en 2007, desde entonces los coches, bicis y peatones utilizan los lados y en el centro se sitúan los carriles de los tranvías.