El Parlamento de Hungría y sus alrededores - Budapest

Construcción | Datos | Visitar el Parlamento | La Plaza Kossuth | La Plaza de la Libertad | Las joyas de la Corona

El Parlamento de Hungría (“Országház” – la Casa de la Patria en húngaro) fue construido entre 1885-1904 en estilo neo-gótico y ecléctico. Es obra de Imre Steidl y desde 1987 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Es un edificio emblemático de Budapest y además de ser el lugar de la asamblea nacional, el congreso y una biblioteca, en él se guardan la Sacra Corona de Hungría y otras insignias de coronación.

Parlamento de Budapest

Construcción

Uno de los criterios más importantes de su construcción fue que se tenían que utilizar materiales de Hungría lo cual – teniendo en cuenta el tamaño del proyecto – daba un impulso a varios sectores de la industria y de la economía nacional. Las excepciones fueron las 8 columnas de monolito de mármol, cada una con 6 metros de altura situadas a los lados de la escalera principal que fueron importadas de Suecia. En total existen en el mundo 12 columnas suecas de esas características. Las otras 4 adornan el Parlamento de Londres.

Visitas al ParlamentoLas entradas se venden en el Museo Etnográfico (punto 1). La visita empieza por la entrada de la calle Balassi (punto 2.)

Datos

El edificio mide 268 metros de largo, 123 metros de ancho y 96 metros de alto (su cúpula es el punto más alto) en 17.745 metros cuadrados de base. Para su construcción se movieron 176.000 metros cúbicos de tierra, utilizaron 40 millones de ladrillos y más de medio millón de piedras decorativas. El coste final fue 38 millones de coronas austro-húngaras (contra las 18,5 millones de previstas). Cuenta con 27 entradas, 29 escaleras, 13 ascensores, 2 cámaras (superior e inferior) y más de 200 oficinas. Además lo adornan 90 esculturas exteriores y 152 interiores, escudos de provincias y ciudades así como hileras florales de la flora húngara como decoración en las paredes interiores. Para los adornos utilizaron unos 40 kilogramos de oro de 22-23 quilates. Es el segundo parlamento más grande de Europa y tercero en el mundo.

Visitar el Parlamento

Horario:

1 de abril – 31 de octubre:
Lunes-viernes: 08.-18.00
Sábado-domingo: 08.00-16.00

01 de noviembre – 31 de marzo:
Lunes-domingo: 08.00-16.00

Visitas guiadas para particulares (horarios por idiomas):


Idioma 

Desde 01.01.2014.

Húngaro:

10:30, 13:30

Inglés:

10:00, 12:00, 13:00, 14:00, 15:00

Francés:

11:00, 13:30

Hebreo:

12:30

Alemán:

10:00, 13:00, 14:00

Ruso:

12:30, 15:15

Italiano:

10:15, 13:15, 14:15, 15:30

Español:

10:15, 13:15, 14:15, 16:00

No se puede visitar el Parlamento:

01 de enero
15 de marzo
Domingo y lunes de Pascuas
20 de agosto
23 de octubre
01 de noviembre
24-26. de diciembre

Durante las sesiones plenarias del Parlamento la entrada es limitada, por ejemplo en la primera sesión de la semana solamente entre las 08.00-10.00.

El programa incluye: la escalera principal, la Santa Corona y las insignias de coronación en la sala de la cúpula, una sala de reuniones y la cámara superior. La ruta de la visita puede variar según los programas del Parlamento, congreso y eventos protocolos nacionales. El programa dura unos 45-50 minutos (incluyendo la revisión de seguridad al entrar).

Horario de la taquilla:
Lunes: 08.00-11.00
Martes-domingo: 08.00-16.00

Precio:
Adulto: 3.500 Ft/12 €
Estudiante (6-24 años): 1.750 Ft/6 €
Ciudadanos de la Unión Europea: 1.750 Ft/6 €
Estudiantes (6-24 años) de la Unión Europea: 875 Ft/3€
Niños hasta 6 años pueden visitar gratis el Parlamento.

Otras informaciones útiles:
- Se puede pagar en efectivo o con tarjeta bancaria. Solamente se acepta Florines.
- En el edificio no hay depósito de equipaje ni se puede utilizar aseos.
- No se puede entrar con maletas grandes ni con objetos peligrosos (armas, armas blancas etc.).
- En caso de mal tiempo se puede esperar en el Museo Etnográfico a la entrada.
- Se puede sacar fotos y videos excepto en la sala de la cúpula de la Santa Corona.
- Gente con discapacidad puede visitar el Parlamento, tienen que avisar de su discapacidad a la hora de comprar la entrada.
- No se permiten mascotas excepto los perros que acompañan a los ciegos.

Las joyas de la Corona

Según la decisión del Parlamento las joyas de la Corona Húngara (la Corona de San Esteban, el cetro, el orbe o mundo y la espada) fueron trasladadas del Museo Nacional al edificio del Parlamento el 01 de enero de 2000. Solamente el manto se quedó en el museo. Desde 2011 las joyas están bajo de la protección de la Guardia de la Corona del Ejército.

La Sacra Corona
La Santa Corona es una de las coronas más antiguas de Europa. Desde el siglo XII se utilizaban para coronar los reyes húngaros – a lo largo de tiempo solamente 3 reyes no fueron coronados con esa corona – y se convirtió en la representación misma de Hungría por eso es Santa e irremplazable. Tiene 2 partes muy distintas: una corona griega (la inferior) y una corona latina (la superior) que se unieron en el siglo XII, aunque la calidad de la unificación de las 2 partes es inferior con respeto a la calidad de cada corona. La cruz en la cima de la corona fue añadida en el siglo XVI y probablemente se inclinó durante un accidente aunque según otras teorías es su estado original.

Hay varias teorías sobre el origen de cada parte. La corona griega por su tamaño y por sus adornos se considera una corona de emperatrices bizantinas, y llegó a la familia real húngara a través de la esposa griega del rey Géza I en el siglo XI. Su perímetro es más grande que la cabeza de un hombre pero más cómoda para una mujer con un peinado de una reina. Además un rey nunca llevaba en su corona como adorno el retrato de otro rey, mientras una reina sí (en caso de su padre o su esposo). Le adornan piedras preciosas, retratos de santos, de Jesús, de Arcángeles Miguel y Gabriel, del Rey Géza I de Hungría y Miguel VII Ducas (emperador bizantino, padre de la esposa de rey Géza I).

La corona latina es más oscura, tiene más contenido de oro y lleva piedras preciosas y perlas, además los retratos de 8 de los Apóstoles y Jesús en su trono con 2 cipreses en sus 2 lados.

La Plaza Kossuth

La Plaza Kossuth es simbólicamente el centro Estatal por el Parlamento y el lugar donde frecuentemente organizan fiestas públicas y políticas. Fue creada al final del siglo XIX cuando convocaron un concurso para elegir un edificio que iba a representar el país como parlamento. Finalmente los 3 primeros planos ganadores fueron construidos en la plaza. Enfrente del Parlamento podemos ver los otros dos edificios que hoy dan lugar al Museo Etnográfico (anteriormente Tribunal Superior, la estatua de la diosa de la justicia en su timpanon todavía se puede ver) y al Ministerio de la Agricultura. Además de los edificios podemos ver varias esculturas en la plaza: el monumento de Kossuth Lajos, la estatua de Széchenyi István (en caballo) y la del Imre Nagy (en un puente). Eran políticos que tenían un papel importante en la historia del país. Cerca del Parlamento podemos visitar la estatua de Petőfi Sándor (sentado en escaleras) el mayor poeta revolucionario húngaro y el monumento de Holocausto, “los zapatos en el paseo del Danubio”.

La Plaza de la Libertad

La plaza de la Libertad está a solo unos minutos a pie del Parlamento. Es una plaza grande y tranquila con el Monumento Soviético en su centro y varios edificios importantes alrededor como el de la Televisión Estatal (la antigua Bolsa de Valores de Budapest) y el Banco Nacional (los dos con fachadas majestuosas) así como la Embajada de los Estados Unidos. El Banco Nacional tiene un centro de visitas donde podemos presenciar una exposición gratuitamente. El Monumento Soviético es uno de los últimos de este estilo que quedan en la ciudad, la mayoría de las estatuas soviéticas ya han sido trasladadas al Parque de las Estatuas fuera de la ciudad.

La “Casa Blanca” húngara se sitúa cerca del Parlamento y funciona como el edificio de las oficinas del Parlamento. Detrás del Museo Etnográfico en la calle Honvéd se puede visitar la Casa del Art Nouveau (Szecesszió Háza).