El Distrito del Castillo de Buda

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987.

El Monte del Castillo – completamente rodeado con un muro – forma un triángulo y se divide en dos partes: la parte residencial (meridional) y la ciudad medieval (septentrional). Es un sitio muy tranquilo y romántico con callejuelas empedradas, museos, patios, galerías, restaurantes y pastelerías. Además tiene un ambiente medieval con casas residenciales (góticas y barrocas), así como monumentos de aquella época que dan la sensación de volver en el tiempo.

Los sitios más emblemáticos de la parte meridional son:
- la Plaza y monumento de la Santísima Trinidad con la Iglesia de Nuestra Señora (popularmente Iglesia de Matías) y el Bastión de los Pescadores (con un maravilloso panorama al Parlamento al otro lado del Danubio),
- el Hospital de Roca (Museo Hospital-Búnker nuclear),
- la Iglesia de María Magdalena,
- la Plaza y el monumento de Puerta Viena
- la Plaza “Dísz” con un mercadillo artesanal
- y varios museos (farmacia, telefonía e historia militar).

Los sitios destacados de la ciudad medieval:
- el Palacio Real (que da lugar al Museo de Historia de Budapest, la Galería Nacional Húngara y la Biblioteca Nacional Széchenyi),
- la Plaza San Jorge junto al Palacio de Alejandro, el Funicular y el Teatro del Castillo.

Además se pueden ver excavaciones de ruinas medievales y las rondillas del Castillo.